jueves, 10 de septiembre de 2009

Like a bitch!

Hoy es uno de esos días en lo que lo peor de mi está a flor de piel. Estoy inconforme, a disgusto, me agobia mi cotidianidad y quisiera dejar de ser yo, el serio, el que intenta ser responsable, el que lucha por vivir la vida con madurez para convertirme en uno a quien nada le importe, a quien hacer lo necesario para lograr lo que quiere le salga natural, sin detenerse a mirar a los lados, sin contemplaciones, sin importarle nada, y sobre todo nadie.
Hoy mi piel me estorba. En días como este quisiera mostrarme como una maldita y malévola cosa a la que la gente no le importa, quisiera dejar de ansiar el amor de uno y llenar mi cama de extraños, desechables, hermosos y sensuales sin nombre que sólo existan mientras mi cuerpo lo necesite.
Hoy quisiera darle salida y cabida a mi alter ego, mi Dr. Merengue, a la otra cara del géminis con el que he sido signado, dejar de preocuparme por los sentimientos propios y ajenos, hundir en el olvido todo aquello que me hace humano y vivir como la mayoría de mis congéneres: obviando todo aquello que nos hace personas, o al menos lo más importante.
Hoy no quiero ser bueno ni precavido, no quiero ser admirado ni respetado, hoy menos que nunca me importa lo que se piense, hoy quiero ser a voz en cuello lo que muchos somos pero ocultamos, quiero dejar de sentir que esta puta vida es gris así sea tiñéndola de tintes rojos y blanquecinos.
Hoy quiero ser otro, pero hoy se acaba hoy.

7 comentarios:

Sandum dijo...

Me too!

Angy dijo...

Esta es una forma distinta de verte.

Carlitos dijo...

Quiero pensar que todos amanecemos así algunos días, Angy, el asunto está en mantener la vista centrada y no dejarse agobiar, pero igual el desahogo no viene mal, al menos luego de escribir logré calmarme.

Milo Gasa dijo...

Hmmm, creo, mi estimado Sr. Carlitos que este mensaje llega demasiado tarde. Si de algo sirve te lo digo hoy: hazlo y hazlo otra vez, y otra vez... con seguridad que no hace daño si se hace con responsabilidad.

Un abrazote.

Joey dijo...

Hola Señor Carlitos (que raro suena eso); alguna vez me senti como tu y di un paso que me sedujo del lado oscuro, la verdad lo disfrute y me senti vivo, luego me di cuenta que a nadie le importo, cuando regrese de alla me senti vivo de nuevo y mi vida gris ahora es de muchos colores.

No hay peor consejero que el miedo, ni mejor maestra que la experiencia.

Un abrazo

-Anónimo-En-La-Vida dijo...

Me identifique con ese mensaje, pero al reverso en algunos aspectos... Ejemplo:
-Dejar de meter en mi casa a chicos que solo satisfagan la necesidad de mi cuerpo y botarlos después al carajo.
En ese aspecto me gustaría ser tu, tener a la misma persona todos los días que necesite satisfacerme y que no sólo sea sexualmente hablando, sino también en términos de que me llene como persona, con amor, comprensión que sea mutua entre ambos... Pero cada día veo esto más difícil en mí vida.
Me siento a veces como un sátiro...

Iliana Contreras dijo...

Ese 10 de septiembre, es para mí este 13 de diciembre :( Besos...Manikita!

Un pana colabora